top of page

🎩 Impresionar vs. Dejarse Impresionar

La moda de impresionar, es como un vestido elegante que a veces nos queda un poco ajustado.







¿Por qué, te preguntarás?

Porque el propósito real, el corazón latente detrás de nuestras palabras, no es simplemente impresionar.

No, no.


💡Es compartir valor, experiencia y conocimiento.

¿Para qué quieres impresionar?

Impresionar es la consecuencia, no el fin.


Impresionar es jugoso, sí, pero si esa es tu única meta, te pierdes algo único en el camino: 🤝 tu autenticidad. Sí, esa cosa que algunos llaman “ser uno mismo” ¿Y qué hacemos entonces?


🔍 Algo que tenemos grabado a fuego en nuestro ADN: la curiosidad.

Sí, esa chispa que nos hace levantar una ceja. ¿Cómo aplicamos la curiosidad a nuestra comunicación?


Escucha, my friend.

Escucha como si cada palabra fuera una nota en una sinfonía.

Sin meter ruido con tus pensamientos.

Escucha y, con la información que recibes del otro, crea algo tuyo, diferente, dinámico.


Porque, la moda más elegante es dejarse impresionar por las historias, las voces y las ideas que nos rodean. La gente no recuerda a los impresionantes.

✨ Recuerdan a los que los te hicieron sentir algo.


Comments


bottom of page